Usuario
Contrasena

Degeneración macular

La mácula es una capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en el centro de la retina. Esta área proporciona la visión central y la agudeza visual. Cuando leemos, la luz se concentra en la mácula. De allí, millones de células convierten la luz en señales que son enviadas al cerebro para informarle lo que estamos viendo. La visión central permite que podamos leer, conducir y realizar otras actividades que requieren ver directamente de frente con claridad y detalle.

¿Qué es la Degeneración Macular relacionada a la edad?

Es un trastorno que afecta la mácula , causando disminución de la visión y posible pérdida de la visión central. Es una de las principales causas de pérdida de visión en pacientes mayores en países desarrollados. Ocurre por una alteración en el metabolismo de la zona macular con el depósito de unas sustancias que impiden su normal funcionamiento.

¿Por qué se produce la Degeneración Macular?

El envejecimiento y la predisposición genética, ciertas enfermedades que también pueden estar relacionadas con el paso de los años, como la hipertensión arterial, alteraciones cardiovasculares, la diabetes, y ciertos hábitos como el tabaquismo y la falta de protección contra las radiaciones ultravioletas. Por último, una deficiente nutrición (especialmente la falta de la cantidad y calidad adecuadas de minerales y vitaminas) puede también aportar a la progresión del proceso. En este sentido, la carencia de los elementos que han sido identificados como anti-oxidantes, promueve el envejecimiento de los tejidos, provocando también la degeneración.

Cómo se presenta:

Se presenta de dos formas: Seca y Húmeda.

Degeneración macular no exudativa o seca: es la más común , afecta al 15% de las personas mayores de 60 años y es de evolución lenta, la disminución de la visión se produce de forma progresiva durante meses o años; Cuando las células de la mácula sensibles a la luz (Los conos) se van deteriorando poco a poco, haciendo que la visión central se nuble gradualmente en el ojo afectado. A medida que la degeneración macular seca empeora, puede ser que usted note un punto borroso en el centro de la visión. Con el tiempo, cuando menos la mácula funciona, es posible que se pierda progresivamente la visión central.

Una de las señales más comunes de la degeneración macular seca son las drusas. Las drusas son depósitos amarillos debajo de la retina. Frecuentemente se encuentran en las personas mayores de 60 años. Su oftalmólogo puede detectar si tiene drusas durante un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas.

La Degeneración Macular húmeda:Ocurre cuando los vasos sanguíneos anormales detrás de la retina comienzan a crecer debajo de la mácula. Estos nuevos vasos sanguíneos tienden a ser muy frágiles y frecuentemente gotean sangre y líquido. La sangre y el líquido levantan la mácula de su lugar normal en el fondo del ojo. El daño ocurre rápidamente.

Con la degeneración macular húmeda, la pérdida de la visión central puede ocurrir muy deprisa. Se considera como una forma avanzada de la enfermedad y es más severa que la forma seca.

Uno de los primeros signos de la degeneración macular húmeda es que las líneas rectas parecen onduladas. Si usted nota éste u otros cambios en su visión, comuníquese con su oftalmólogo enseguida. Usted necesita un examen completo de los ojos.

¿Cuáles son los síntomas?

Produce una disminución de la visión central de forma progresiva sin dolor ni enrojecimiento del ojo. La visión es distorsionada o borrosa, esto hace que se vea una "nube opaca central" que nos impide la visión normal y sobre todo la lectura. Esta afección se inicia por un ojo y luego se observa en el otro. Es por tanto, una enfermedad bilateral aunque asimétrica. Inicialmente los síntomas se detectan porque las líneas rectas aparecen torcidas, los rasgos de las caras no se distinguen bien, la lectura se hace dificultosa, etc.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

La degeneración macular relacionada con la edad se detecta haciéndose un examen completo de los ojos que incluye:

  • Agudeza visual.
  • Prueba de refracción.
  • Examen con lámpara de hendidura.
  • Examen de la retina, bajo dilatación pupilar.
  • Rejilla de Amsler.
  • Angiografía fluoresceínica.
  • Tomografía de coherencia óptica(OCT).


¿Cuál es el tratamiento para la Degeneración Macular?

No existe tratamiento específico para la degeneración macular relacionada a la edad. Aunque los suplementos de antioxidantes y zinc pueden disminuir la progresión de la enfermedad. Una vez que la degeneración macular seca, alcanza la etapa avanzada, ningún tipo de tratamiento puede prevenir la pérdida de visión. Sin embargo, compuestos vitamínicos ricos en luteína o zexantinas, que son pigmentos protectores de la oxidación pueden retrasar y posiblemente prevenir la etapa avanzada.

Una opción de tratamiento más novedosa para pacientes con degeneración macular húmeda es la terapia fotodinámica.

También inyecciones intravítreas de fármacos antiangiogénicos (Macugen, Avastin, Lucentis y Kenalog), se están utilizando en la actualidad para tratar la forma húmeda de la degeneración macular relacionada con la edad. Pero solo bajo la estricta prescripción y vigilancia del retinólogo.

¿Quién tiene riesgo de desarrollar la Degeneración Macular relacionada con la edad?

La degeneración macular relacionada con la edad puede ocurrir en los adultos de mediana edad. El riesgo aumenta con los años. Otros factores de riesgo incluyen:

  • Fumar.
  • Obesidad.
  • Raza blanca.
  • Antecedentes familiares de degeneración macular.
  • Sexo: Las mujeres parecen tener mayor riesgo que los hombres.

¿Cuáles son las recomendaciones para reducir el riesgo de sufrir Degeneración Macular asociada a la edad?

Su estilo de vida puede jugar un papel en reducir su riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad.

  • Aliméntese saludablemente con vegetales de hojas verdes, frutas, pescado, etc. Una dieta con un alto consumo de beta-carotenos, vitaminas C, E y zinc está asociada con un menor riesgo de degeneración macular asociada a la edad (DMAE).
  • No fume.
  • Mantenga su presión sanguínea normal.
  • Controle su peso.
  • Haga ejercicio.