Usuario
Contrasena

Emergencias Oculares

Ante la presencia de cualquiera de estas condiciones, usted deberá acudir inmediatamente al oftalmólogo; ya que su visión pudiera estar seriamente comprometida. La falta de atención inmediata puede ocasionar daños irreversibles.

1. Infecciones por lentes de contacto

Si bien los lentes de contacto son usados por millones de personas cada día, éstos presentan un riesgo de infección para los ojos. La infección más común relacionada con el uso de lentes de contacto es la queratitis, una infección de la córnea.

La queratitis puede tener múltiples causas, incluyendo el virus del herpes, bacterias, hongos y otros microbios como la acanthamoeba, la cuál produce una infección muy difícil de tratar. La queratitis es la complicación más grave proveniente del uso de lentes de contacto. En casos severos, puede llevar a la cicatrización de la córnea, dificultando la visión y haciendo necesario un trasplante de córnea.

Los factores que contribuyen a una infección por uso de lentes de contacto incluyen:

  • Usar los lentes por mas tiempo del indicado;
  • Dormir con lentes de contacto;
  • Intercambio reducido de lágrimas bajo el lente;
  • Factores ambientales;
  • Falta de higiene, incluyendo el mantenimiento deficiente de estuches para lentes o la reutilización de solución.

El cuidado de sus lentes:

Observe las siguientes pautas para el cuidado de sus lentes de contacto.

  • Antes de manipular los lentes de contacto, lávese las manos con agua y jabón, luego enjuague y séquelas con una toalla sin pelusa.
  • Minimice el contacto con el agua, incluyendo la remoción de los lentes antes de entrar a una piscina o a una tina caliente.
  • Los lentes de contacto no deben enjuagarse o almacenarse con agua (de grifo o estéril).
  • No enjuague sus lentes con saliva. La saliva no es una solución estéril.
  • No utilice soluciones salinas o gotas humectantes para desinfectar los lentes. No son un desinfectante eficaz o aprobado.
  • Use y reemplace sus lentes de contacto de acuerdo al período prescrito por su profesional de la visión.
  • Siga las instrucciones específicas de limpieza y almacenamiento de lentes de contacto dadas por su profesional de la visión y el fabricante de la solución.
  • Enjuague el estuche de los lentes de contacto con una solución fresca, no agua. Luego, deje que la caja vacía se seque sola al aire libre.
  • Mantenga el estuche de los lentes limpios y reemplácelo regularmente, por lo menos una vez cada tres meses. Los estuches pueden ser una fuente de contaminación e infección. No utilice estuches agrietados o dañados.
  • No reutilice la solución o llene el estuche para lentes hasta el tope.
  • No transfiera solución de un estuche a otro, por ejemplo a un estuche más pequeño para viajes. Esto puede afectar a la esterilidad de la solución y llevar a una infección ocular.
  • No permita que la punta de la botella de solución entre en contacto con cualquier superficie, y mantenga la botella bien cerrada cuando no esté en uso, etc.

El cuidado de sus ojos

Las infecciones de los ojos pueden causar pérdidas graves de la visión en algunos casos, por tanto:

  • Remueva sus lentes de contacto y consulte a un oftalmólogo inmediatamente si experimenta síntomas tales como: enrojecimiento de los ojos, dolor, lagrimeo, aumento a la sensibilidad a la luz, visión borrosa, secreción o hinchazón.
  • Si usted fuma, deje de hacerlo. Estudios han demostrado que los fumadores que usan lentes de contacto tienen un mayor índice de problemas que los no fumadores.
  • Tenga cuidado con el uso de lentes decorativos o de colores.
  • Hágase exámenes regulares de los ojos. Si usted usa lentes de contacto, debe ser examinado por un profesional de la visión cada año, y más a menudo si es necesario.

2. Dolor ocular agudo

3. Pérdida súbita de la visión

4. Traumas y heridas

5. Quemaduras oculares

6. Ulceras corneales

7. Glaucoma agudo

8. Endoftalmitis