Usuario
Contrasena

Examine y cuide sus ojos

Buscar un Oftalmólogo

Cuando Visitar al Oftalmólogo

Tome en cuenta las siguientes recomendaciones:
Infantes: Los bebés que han nacido antes de las 36 semanas de embarazo (prematuros) o los que han estado en incubadora deberían acudir al oftalmólogo al mes de nacidos. Los bebés con bajo peso y aquellos con alteración de la forma, tamaño y color de los ojos deber acudir en sus primeros meses de nacidos; en general todo recién nacido debe ser evaluado al nacimiento y en sus primeros meses de vida extrauterina.

Hasta los 5 años: Es importante llevar a su hijo a un chequeo antes de los 5 años y así poder tratar algún problema que no pueda ser percibido a simple vista como son los errores refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) y ambliopía (perezoso) u otras más fáciles de percibir como ptosis (caída del párpado superior) y estrabismo (ojos cruzados).

Si en su familia han existido problemas de visión o su hijo parece tener alguna de las condiciones anteriores, es importante actuar de inmediato y así asegurar una mejoría considerable, ya que con el paso de los años podría ser demasiado tarde. Todos los problemas mencionados anteriormente pueden causar la ambliopía, condición que debe ser tratada entre los 2 y 4 años para lograr la recuperación visual del ojo afectado.

¿Cuándo se debe llevar al niño al oftalmólogo?

De forma regular se recomienda una vez por año y se debe acudir inmediatamente en presencia de:

  • Desviación de los ojos.
  • Diferencias de visión al tapar un ojo u otro.
  • Acercarse excesivamente a la televisión, cuando leen o escriben.
  • Dolor de cabeza después de forzar la vista.
  • Fruncir los ojos cuando miran objetos lejanos.
  • Guiños frecuentes o tener mirada vaga.
  • Tortícolis (cuando adoptan posiciones anómalas de la cabeza).
  • Pupila de color blanco o grisáceo (Leucocoria).
  • Ojos rojos y picor de manera frecuente.
  • Ptosis palpebral (párpado superior caído).
  • Nistagmos (movimientos oculares involuntarios de vaivén).
  • Sensibilidad anormal a la luz, etc.

¿Cuándo el adulto debe visitar al oftalmólogo?
Al observar alguno de los siguientes síntomas debe acudir a un oftalmólogo inmediatamente:

  • Relampagueos de luz o destellos.
  • Ojos resecos con picazón, ardor, sensación de partículas.
  • Visión de manchas, moscas o puntos flotantes.
  • Mancha oscura que aparece en el centro de la visión.
  • Líneas que aparecen distorsionados o con formas de curvas.
  • Dificultad en enfocar objetos cercanos o distantes.
  • Un cambio en el color de su iris.
  • Dolor persistente dentro o alrededor de los ojos.
  • Visión doble.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Pérdida abrupta de la vista en un ojo.
  • Visión borrosa.

Gotas y Unguentos para los ojos
¿Cómo se deben aplicar?:

    Gotas (soluciones)
  • Incline la cabeza hacia atrás ó recuéstese y mire hacia arriba.
  • Tome el párpado inferior por debajo de las pestañas, y deslizelo suavemente para formar un fondo de saco.
  • Dirija el gotero hacia el ojo y evite el contacto del gotero, los dedos o cualquier otra superficie con éste.
  • Mire hacia arriba justo antes de aplicar la gota.
  • Después de administrar la gota,suelte el párpado suavemente y mire hacia abajo durante unos segundos.
  • No frote el ojo y minimice el parpadeo.
  • No utilice gotas que hallan cambiado de color, o vencidas.
  • Si está utilizando más de un tipo de gotas, espere al menos cinco minutos antes de administrar la siguiente.
    Ungüentos
  • En climas fríos, calentar en la mano el tubo de ungüento durante unos minutos para facilitar el flujo del medicamento.
  • Al abrir por primera vez el tubo, deseche el inicio de la tira de ungüento ya que puede estar muy seca.
  • Incline la cabeza hacia atrás o recuéstese y mire hacia arriba.
  • Deslice suavemente el párpado inferior para formar un fondo de saco.
  • Coloque una tira de 1 centímetro de ungüento dentro del fondo de saco apretando suavemente el tubo.
  • Cierre los párpados de 1 a 2 minutos y mueva el globo ocular en todas las direcciones. Puede ocasionarse visión borrosa temporal.
  • Remueva el exceso de ungüento alrededor del ojo y de la punta del tubo con un pañuelo desechable.

La computadora y La fatiga Visual

Las actividades como mirar la pantalla de una computadora, un teléfono inteligente, un juego de video u otros tipos de dispositivos digitales durante largos períodos de tiempo, no causan daños permanentes a los ojos, pero sus ojos pueden sentirse secos y cansados.

Con el dramático incremento en el número de computadoras en oficinas y hogares, las quejas de fatiga e incomodidad ocular son más frecuentes. Los estudios han establecido que los monitores de las computadoras emiten radiaciones ionizantes, como rayos-x, y radiación no ionizante, como los rayos ultravioleta e infrarrojos. Además de una carga electrostática en la superficie de los mismos.

Síntomas de la Fatiga Visual

  • Enrojecimiento
  • Ardor
  • Sensación de cuerpo extraño (arena en los ojos)
  • Fatiga
  • Resequedad
  • Dificultad de enfoque
  • Visión borrosa y/o doble
  • Alteración en la percepción de colores
  • Lagrimeo
  • Malestar con el uso de lentes de contacto
  • Dolor de cabeza, cuello, hombros y espalda

Estas manifestaciones han sido determinadas como el síndrome de fatiga visual-corporal por computadora (SFVC). En muchos casos, estas quejas no comienzan inmediatamente, sino horas después del trabajo.

¿Qué causa fatiga visual durante el uso de una computadora?
Normalmente, los seres humanos parpadean unas 18 veces por minuto, pero los estudios demuestran que sólo la mitad del parpadeo sucede durante el uso de una computadora y otros dispositivos de pantalla digital, bien sea trabajando o jugando.

La lectura o escritura por largos períodos de tiempo, u otro tipo de trabajo que requiera mirar de cerca también pueden causar una fatiga visual.

El Síndrome de Fatiga Visual-Corporal por Computadora (SFVC) en parte es causado por el monitor de la computadora, y por varias condiciones en el entorno del usuario de la computadora, tales como:

  • Prolongado número de horas frente al monitor
  • Distancia constante
  • Disminución en la frecuencia del parpadeo
  • Mala iluminación en el área de trabajo
  • Colocación del computador en muebles inadecuados
  • Posición y distancia corporal incorrecta frente al monitor y teclado
  • Problema ocular preexistente (alergias, ojo seco, etc.)
  • Uso de lentes con poder inadecuado o prescripción vencida
  • Lectura de caracteres pequeños en el monitor
  • Reflejo en la pantalla de la computadora por iluminación incorrecta, luz de ventanas, lámparas, etc.

¿Qué podemos hacer para evitar el Síndrome de Fatiga Visual por Computadora?
Este síndrome no dañará permanentemente la visión o causará una pérdida visual. Sin embargo, puede ser muy molesto y conducir a pérdida en la productividad. Todo aquel que utiliza una computadora debe tomar las siguientes medidas:

Examen oftalmológico:
Hágase examinar por un Oftalmólogo, el descartará la necesidad de gafas o la presencia de enfermedades oculares y será quien mejor le recomiende qué medidas adoptar. Si es mayor de 40 años y utiliza lentes para lectura, debe saber que la mayoría de los lentes de visión cercana están hechos para corregir distancias a 16 pulgadas, es importante que estos sean ajustados para la distancia requerida a su monitor. Por lo tanto, Ud. debe utilizar lentes diseñados especialmente para acomodar esta distancia, los llamados "lentes para la computadora". Otra opción son los llamados lentes progresivos o multifocales, que le permiten una buena visión a diferentes distancias. Sus lentes también pueden recibir protección anti reflectante especial y tintes para ayudarle a reducir sus molestias.

Ajuste su equipo:

  • Siéntese a una distancia aproximada de 25 pulgadas de la pantalla de la computadora y colóquela de tal forma que pueda mirarla levemente hacia abajo.
  • Reduzca el brillo de la pantalla iluminando el área de trabajo adecuadamente, y use un filtro si es necesario.
  • Escriba una nota que diga "¡Parpadee!" y péguela en la computadora como un recordatorio.
  • Use la regla "20-20-20": cada 20 minutos, eche un vistazo a un objeto que esté a unos 20 pies de distancia, por unos 20 segundos.
  • Tome descansos regulares en el trabajo que lo mantengan alejado de la computadora, y trate de dormir lo suficiente durante la noche.
  • Mantenga limpio su monitor y pantalla protectora.
  • Utilice un buen monitor, usualmente los que tienen mayor resolución son mejores.
  • Ajuste el control de contraste de los caracteres del monitor y la pantalla de fondo para que las letras sean fácilmente leídas.

El Sol y Los Ojos

La exposición prolongada a los rayos ultravioleta (UV) y luz infrarroja pueden causar efectos dañinos en los ojos.

El espectro de los rayos UV está a su vez divido en tres partes basándose en el potencial de efectos biológicos que tienen. Los rayos UV-A de (316 a 380 nm) son los que se encuentran relacionados con la aparición de Cataratas, Pterigión y alteraciones en la retina como la Degeneración Macular. Estos rayos son los que provocan el envejecimiento prematuro de las células en los tejidos del cuerpo.

¿Cómo daña la luz a nuestros ojos?
Debido a que los tejidos contienen moléculas que absorben la luz(cromóforos), el daño se puede dar en cualquier célula del cuerpo. Este daño puede ocurrir a través de dos vías: la ruptura en la unión de las cadenas moleculares o la formación de radicales libres.

Protección
El ojo del ser humano es, por naturaleza, resistente a los daños causados por la luz. Sin embargo, la edad, exposición prolongada, el grado de pigmentación de la piel, la nutrición y el estado bioquímico genético pueden provocar vulnerabilidad. En ciertas situaciones de iluminación el usar lentes con características absorbentes o de protección puede mejorar la función visual.

Lentes foto cromáticos
Estos lentes actúan cambiando la intensidad del tono, disminuyendo así la transmisión de luz a través del lente. En la actualidad los lentes fabricados en cristal se han ido desplazando por los fabricados en plástico ligero y resistente que a su vez se encuentra en diferentes materiales (Hi index, policarbonato, etc.), con la novedad de manejar moléculas fotosensibles en vez de elementos; y por supuesto, ofrecer una mejor protección contra la radiación UV-A y UV-B.

Fumar y la Salud Ocular

Evitar fumar, o dejar de hacerlo, es una de las mejores inversiones que puede realizar para la salud de sus ojos a largo plazo.

Tanto en la adolescencia como a los veinte años—cuando la adultez se ve lejana— fumar aumenta el riesgo futuro de sufrir de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). Cuanto más fuma una persona, más altos son los riesgos. La buena noticia es que una vez que dejan de fumar, el riesgo de que contraigan estas enfermedades oculares se vuelve prácticamente tan bajo como para quienes nunca fumaron.

Fumar también aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares que indirectamente impactan en la salud de los ojos. Además, el humo del tabaco, incluso en el caso de los fumadores pasivos, es un agente irritante que empeora los ojos secos, una condición muy incómoda que suelen presentar las mujeres luego de la menopausia.

Fumar aumenta el riesgo de pérdida grave de la visión en personas que presentan otras enfermedades oftalmológicas. Y cuando las mujeres fuman durante el embarazo, existen más posibilidades de que den a luz en forma prematura, dejando al bebé expuesto a un mayor riesgo de que contraiga la enfermedad llamada retinopatía del prematuro que podría provocar su ceguera, como así también otros problemas de salud.

NUTRICION Y VISION

Hoy en día se sabe que las vitaminas cumplen una gran cantidad de funciones en diferentes procesos: En la coagulación sanguínea, funciones nerviosas, crecimiento, defensas contra las infecciones, la digestión, la función ocular, etc.

A través de una alimentación balanceada, podemos conseguir sustancias nutritivas que protejan nuestros ojos. Por ejemplo, los antioxidantes reducen el riesgo degeneración macular. También antioxidantes específicos pueden tener ventajas adicionales. Por ejemplo, la vitamina A protege contra la ceguera. Los ácidos grasos esenciales pueden ayudar al ojo, para aliviar los síntomas del síndrome de ojo seco.

La necesidad de vitaminas aumenta en caso de carga física, mujeres embarazadas, lactantes, adolescentes, así como en la tercera edad.

Estrés Oxidante en el Ojo
La retina del ojo es una estructura fotosensible a la luz, que se caracteriza por su alta actividad metabólica. Bajo estas condiciones se crean radicales libres. Estos son productos intermedios nocivos que tienen un efecto muy destructivo para los tejidos. Aparte de las sustancias nocivas que se dan dentro del organismo de forma natural, también hay sustancias del medio ambiente, como el humo de tabaco, el sol (la luz ultravioleta) u otros tipos de radiación, que pueden formar radicales libres. Existe una teoría que afirma que los radicales libres participan en la génesis de ciertas patologías oculares. Por esta razón muchos oftalmólogos recomiendan cada vez más, sobre todo a personas mayores, la administración de complementos alimenticios que contengan vitaminas, carotenoides y minerales para la protección de sus funciones oculares.

Embarazo Y SU VISTA

Es posible que durante el embarazo se presenten cambios oculares como resultado de la retención de líquidos, el aumento del volumen sanguíneo, las fluctuaciones hormonales y otras alteraciones físicas que acompañan al embarazo. Estos cambios suelen ser transitorios y desaparecen después del parto o una vez terminado el período de la lactancia. En general, las alteraciones visuales no son graves y no es necesario cambiar la receta de los anteojos.

Señales de alerta
Las fluctuaciones hormonales pueden ser causa de una alteración ocular llamada síndrome del ojo seco. Consulte con su oftalmólogo, que tratamiento puede utilizar sin peligro durante el embarazo.

Dos complicaciones potenciales del embarazo: hipertensión y diabetes gestacional, pueden manifestarse con la presencia de una visión muy borrosa. Si éste es su caso, llame al médico de inmediato.

El Maquillaje en los Ojos

Consejos al maquillarse:

  • Deseche el maquillaje de ojos después de tres meses. Las bacterias causantes de infección crecen fácilmente en un maquillaje cremoso o líquido. Si usted desarrolla una infección en los ojos, deshágase inmediatamente del maquillaje para ojos.
  • Nunca comparta el maquillaje de ojos. Cuando se aplique muestras de maquillaje en un almacén o tienda, utilice aplicadores limpios que nadie haya usado y muestras de maquillaje que no hayan sido contaminadas por otros usuarios. (La opción más segura es evitar la práctica de aplicar muestras de maquillaje en las tiendas).
  • Si usted tiende a ser alérgico, introduzca a sus ojos sólo un producto de maquillaje o de cuidado a la vez. Si no hay una reacción, añada otro nuevo producto, y así sucesivamente. Si usted nota una reacción alérgica, averigüe cuáles son los ingredientes del producto y hágalo saber a su médico. Evite los productos que contengan químicos perjudiciales o que no hayan pasado por un test.
  • Antes de aplicar el maquillaje, asegúrese de que su cara y sus párpados estén muy limpios. Aplique siempre el maquillaje fuera de la línea de las pestañas y lejos de los ojos, para evitar un bloqueo de las glándulas sebáceas del párpado superior o inferior. Estas glándulas producen grasas que protegen la superficie del ojo. Nunca se aplique maquillaje mientras esté en un vehículo en movimiento.
  • No separe un cúmulo de pestañina en las pestañas con objetos afilados.
  • Si usted tiende a tener resequedad en los ojos, evite el maquillaje metálico ("glitter"), en polvo, o en hojuelas. Las hojuelas pueden entrar en la película lagrimal y aumentar la irritación en los ojos. El uso de maquillaje para ojos brillante ("glitter") es una causa frecuente de irritación o infección de la córnea, especialmente en personas que usan lentes de contacto.
  • Remueva todo el maquillaje de ojos por las noches antes de dormir, especialmente la pestañina que puede pegarse a las pestañas. Use un copo de algodón a lo largo de la base de las pestañas para eliminar cualquier resto de maquillaje. Si usa removedor de maquillaje, evite el contacto con los ojos y enjuague sus párpados para que no haya un residuo del removedor.

Si usted tiene una cirugía ocular, no use maquillaje alrededor de los ojos, hasta que su oftalmólogo confirme que es seguro hacerlo y sólo use maquillaje nuevo.