Av. Pedro Henriquez Ureña No. 83, 5to Piso Suite 501 Torre KP + 809 473 4774
American Academy of Ophthalmology

Ojo Seco

Para poder comprender esta patología y explicar sus tipos debemos conocer cómo es la lágrima y donde se produce.

¿Qué es el ojo seco?

Algunas personas no producen suficientes lágrimas para conservar el ojo húmedo y confortable. El ojo seco es una alteración de la superficie externa del ojo, que se origina cuando la producción de lágrimas es escasa o sus componentes son de mala calidad. Este cuadro ocasiona una deficiencia del film lagrimal, lo que provoca zonas secas sobre la conjuntiva y fundamentalmente sobre la córnea. Actualmente, el ojo seco es la enfermedad visual más frecuente.

¿Por qué es necesario el líquido lagrimal? 

La lágrima es distribuida sobre la superficie del ojo con el parpadeo, haciendo así una superficie lisa y clara. Sin nuestras lágrimas no sería posible una buena visión. Además, la lágrima provee al ojo de nutrientes y oxígeno, necesarios para su buen funcionamiento. Para mantener el ojo húmedo, el ser humano parpadea de 12 a 18 veces por minuto. El parpadeo distribuye el líquido lagrimal por la superficie ocular de forma continua. Si no existiera el líquido lagrimal sobre la córnea clara, ésta se secaría y produciría alteraciones de la calidad de la visión y en la superficie ocular.

El líquido lagrimal está compuesto por tres capas que protegen y nutren la córnea: Capa de mucina: Es la más interna, está en contacto con la superficie ocular, y es la que hace que la capa acuosa se mantenga adherida al epitelio corneal. Esta capa es producida por un tipo de células que están ubicadas en la conjuntiva.

Capa acuosa: Es la capa media y está producida por las glándulas lagrimales. Su función es nutrir y oxigenar la córnea, arrastrar los desechos o partículasventosas extrañas y también proporciona sustancias antibacterianas. 

Capa oleosa: Es la más externa y la producen las Glándulas de Meibomio situadas en el margen palpebral. Esta capa le da lubricación a los párpados, aumenta la estabilidad del film y retrasa la evaporación de la capa acuosa.

 

¿A dónde van las lágrimas?

Para esto contamos con un sistema de drenaje a través del cual las lágrimas salen del ojo y desembocan en las fosas nasales y pasan a la garganta. Esta función la comprobamos cuando nos instilamos un colirio, y luego notamos un sabor amargo en la boca.

 

¿Qué causa el ojo seco?

Tiene muchas causas y eso explica que haya millones de personas afectadas. Entre las causas más comunes se incluyen las siguientes: 

El proceso de envejecimiento: El flujo de lágrimas normalmente disminuye con la edad. De hecho, aproximadamente un 75% de las personas mayores de 65 años sufren de síntomas de ojo seco. 

Cambios hormonales en mujeres: Diversos cambios hormonales relacionados con el embarazo, los anticonceptivos orales y la menopausia pueden contribuir al ojo seco. 

Factores ambientales: la calefacción, el aire acondicionado, el clima seco, ambientes cerrados y/o contaminados, zonas muy soleadas, el smoke y la contaminación ambiental, pueden aumentar la evaporación lagrimal y producir ojo seco. 

Las enfermedades sistémicas: es frecuente la asociación de ojo seco con algunas enfermedades sistémicas como la artritis, el lupus, la sarcoidosis, el síndrome de Sjögren, las alergias, enfermedades de la piel y avitaminosis (deficiencia de vitamina A). 

Síndrome de Sjögren: Es una enfermedad del sistema inmunológico caracterizada por la inflamación y resequedad en la boca, los ojos y otras membranas mucosas. Esta enfermedad daña las glándulas lacrimales y afecta la producción de lágrimas. 

Los medicamentos: Entre ellos están los descongestivos y antihistamínicos, los tranquilizantes, antidepresivos y píldoras para dormir, los diuréticos, píldoras anticonceptivas, algunos anestésicos, medicamentos para el tratamiento de la hipertensión arterial (beta bloqueantes) y anti colinérgicos, etc. 

Uso de lentes de contacto: Los lentes de contacto pueden aumentar drásticamente la evaporación de las lágrimas, causando incomodidad, infección y/o aumento de depósitos de proteínas. Las investigaciones muestran que el ojo seco es la causa principal de la intolerancia a los lentes de contacto.

La falta de parpadeo frecuente: por el uso de la computadora, stress, lectura excesiva, fijación intensa, etc.

¿Cómo se manifiesta el ojo seco?

El ojo seco se manifiesta generalmente a través de una variada gama de síntomas que incluyen:

  • Sensación de arenilla y/o cuerpo extraño
  • Ardor
  • Quemazón
  • Aspereza
  • Sensibilidad a la luz
  • Ojos llorosos
  • Picazón.
  • Enrojecimiento

 

¿Cuál es el tratamiento del ojo seco?

El tratamiento del ojo seco debe estar encaminado a brindar confort, preservar la visión, y de manera ideal, dirigido a la causa del problema. En éste sentido, el oftalmólogo podrá solicitar estudios para establecer causas locales, generales o ambientales; y una vez identificada la etiología proceder con el tratamiento oportuno y las recomendaciones de lugar.

Algunas recomendaciones:

 

  • Mantener una humedad ambiental superior al 50%.
  • Mantener la higiene del borde de los párpados.
  • Utilizar productos cosméticos no irritantes.
  • Evitar el humo del tabaco.
  • En la oficina o en el coche, evitar la corriente de aire directo a los ojos.